El blog de María José Rodrigo

Haz click en el título para leer cada entrada.

 

Una correcta función de todo el aparato orofacial es indispensable para un perfecto desarrollo de las estructuras dentoesqueléticas.

Cualquier alteración en la función, especialmente malos hábitos como uso prolongado del chupete, succión digital, interposición lingual, o deglución atípicapueden desviar los dientes de su correcta oclusión, provocando mordidas abiertas, dientes prominentes o separados, incisivos inclinados, etc.

Leer más ...

Los selladores de fosas y fisuras son una de las medidas más eficaces en cuanto a la prevención de caries de la cara oclusal de los dientes ósea la zona masticatoria de las muelas.

Leer más ...

Las manchas blancas en el esmalte dentario son la consecuencia de la "impureza" de la estructura del diente que provoca alteraciones en la refracción de la luz. ¿Quieres saber qué las provoca?

Leer más ...

La caries dental es la pérdida de estructura dental como consecuencia de la descalcificación del diente producida por la acidez provocada principalmente por la placa dental.

En su primera fase, la descalcificación se manifiesta como una mancha blanca no eliminable con la limpieza dental. En su progresión se va oscureciendo la mancha hasta producir unos agujeros en el esmalte y afectar a la dentina dental. Una vez llega a la dentina, la progresión de la caries es mucho más rápida y difícil de controlar.

Leer más ...

La prevención primaria de la caries dental tiene como objetivo mantener los dientes sanos antes de que se produzca la enfermedad.

Las visitas de control se establecerán en función del riesgo de caries evaluado en la última visita. este riesgo de caries debe realizarse en tres áreas: factores de riesgo, factores de protección y signos clínicos. El riesgo de caries puede ser realizado de una manera rápida y cómoda mediante el cuestionario escrito CAMBRA modificado. El resultado numérico determinará el riesgo de caries global. Una vez realizada la evaluación del riesgo de caries se deberá promocionar los mecanismos protectores en un seguimiento continuado, tanto si son de bajo como de alto riesgo. Se recomienda una reevalución y control cada 6 meses para los pacientes de alto riesgo y de cada 12 meses para los pacientes de bajo riesgo.

Leer más ...

Síguenos en Facebook
para estar informado de nuestros consejos y noticias sobre salud.