7 consejos prácticos para una sonrisa sana y bonita

  1-      Sigue una dieta rica en frutas y verduras ya que, al tener un alto contenido en agua y fibra, estimulan la masticación y la producción de saliva. Con ello se contribuye a fortalecer y proteger tus dientes y encías. Por otro lado, la leche y sus derivados aportan calcio y fósforo, elementos esenciales también para los dientes.

 

2-      Evita el tabaco, ya que no sólo propicia la tinción de los dientes y el acúmulo de sarro sino que además daña las encías y tu salud.

 

  3-      Cepíllate cuidadosamente todas las áreas de la boca durante 2 ó 3 minutos, como mínimo 2 veces al día, preferentemente después de las comidas y antes de acostarte. Aunque pueda darte pereza, es muy importante cepillarse los dientes antes de ir a dormir: además de evitar caries, evitarás el mal aliento del día siguiente.

 

  4-      Utiliza seda dental o cepillos interproximales para eliminar los restos de comida y biofilm dental que haya podido acumularse entre los dientes. Ello te ayudará a mantener tus encías sanas.

 

  5-      Para una completa higiene bucal no basta con el cepillado dental. El enjuague bucal, además de propiciar frescor, permite proteger aquellas zonas de la boca a las que el cepillado dental no ha llegado efectivamente. Enjuágate la boca dos veces al día, durante un minuto. Es aconsejable no ingerir alimentos ni bebidas hasta transcurrido un mínimo de media hora después de su uso.

  6-      Cambia el cepillo de dientes como mínimo cada dos meses.

 

  7-      Por último, pero no menos importante: Acude regularmente al dentista, al menos dos veces al año. Te aconsejará sobre la forma más correcta de llevar a cabo una buena higiene bucodental y podrá detectar caries u otras enfermedades bucodentales cuando estén en su inicio, evitando así futuras complicaciones.

Síguenos en Facebook
para estar informado de nuestros consejos y noticias sobre salud.