Dudas y mitos extendidos sobre el tratamiento bucodental durante la gestación

El embarazo es uno de los temas que más mitos y leyendas despiertan. La tradición popular ha ido alimentándolo siglo tras siglo con una serie de creencias que no siempre son verdaderas. Os proponemos algunos para que las futuras mamás cuiden de su boca y, al mismo tiempo, de la de su hijo.

  • - No debe posponerse el tratamiento dental en las embarazadas que presenten dolor o infección, pues las consecuencias pueden conllevar mayor riesgo que el tratamiento.
  • - Los estudios más recientes demuestran que los tratamientos no quirúrgicos durante el embarazo no están asociados a ninguna complicación.
  • - El diagnóstico radiológico es considerado seguro en la mujer embarazada, siempre que se proteja debidamente el abdomen y el cuello con delantal y collarín de plomo.
  • - El uso de óxido nitroso para la sedación no presenta nngún riesgo para la mujer embarazada y su bebé.
  • - Deben evitarse los blanqueamientos dentales durante el embarazo, ya que los agentes blanqueadores contienen peróxido de hidrógeno que favorece la liberación de mercurio de las restauraciones por amalgama.
  • - No tomar medicación sin recomendación del médico, dentista o farmacéutico.
  • - El segundo trimestre de gestación es el más idóneo para acudir al dentista.

 

 

Síguenos en Facebook
para estar informado de nuestros consejos y noticias sobre salud.