Preguntas frecuentes

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es la rama de la odontología responsable de la supervisión, cuidado y corrección de las estructuras dentofaciales. El ejercicio de la ortodoncia incluye el diagnóstico, prevención, intercepción y tratamiento de todas las formas clínicas de maloclusión y anomalías circundantes, con el fin de obtener y mantener un óptimo equilibrio funcional y estético de los dientes y la cara.

 

¿Cuándo tengo que llevar a mi hijo por primera vez al ortodoncista?

Desde la salida de los primeros dientes definitivos, sobre los 6 años, hay que vigilar el correcto recambio de la dentición, para evitar problemas mayores en el futuro. Esto no quiere decir que tengan que llevar aparatos para corregir cada diente que vaya saliendo.

 

¿Cuándo comenzar el tratamiento ortodóncico?

Durante las etapas iniciales del recambio dentario es conveniente hacer un seguimiento por parte del ortodoncista para que este sea lo más favorable posible, evitando malos hábitos, conservando espacios necesarios o haciendo movimientos ortopédicos que favorezcan la mejor evolución posible de la dentición.

Una vez terminado el recambio podemos hacer el tratamiento definitivo de todas las malposiciones dentarias. Cuanto mejor lleguemos a este punto más rápida y precisa será la corrección final.

Cada boca evoluciona de manera diferente, hace el recambio en tiempos diferentes, por lo que el inicio de cada tratamiento varía de un paciente a otro. El ortodoncista decidirá cuándo es el mejor momento para un tratamiento corto y eficaz.

 

¿Cuánto cuesta un tratamiento ortodóncico?

No todas las maloclusiones tienen la misma dificultad ni requieren los mismos esfuerzos para su corrección.

Después de valorar a cada paciente haremos un plan de tratamiento a la medida de las necesidades de corrección de manera personalizada.

Este presupuesto incluye todo lo necesario hasta la total corrección ortodóncica, con precio cerrado según el caso, con independencia del tiempo previsto.

Las formas de pago se pueden adaptar a las necesidades de cada familia.

 

¿Cuánto dura un tratamiento ortodóncico?

Los tratamientos interceptivos se harán sólo en casos muy necesarios y durarán unos meses. Si mejoramos las condiciones de la boca, la evolución de la boca será mejor para el tratamiento definitivo.

Los tratamientos correctivos comenzarán cuando más aprovechemos el efecto de los aparatos, de modo que la elección del momento de inicio nos ayudará a conseguir tratamientos rápidos y efectivos. La media de duración suele ser de 18 a 24 meses, aunque hay casos sencillos que pueden durar 10-12 meses.

 

¿Se estropean los dientes con los aparatos?

Los dientes se estropean por descalcificación como consecuencia de la falta de higiene.

Los aparatos removibles permiten una perfecta higiene cuando éstos se retiran de la boca, por lo que es difícil que produzcan descalcificaciones.

Cuando colocamos los aparatos fijos enseñamos a todos los pacientes cómo conseguir una perfecta higiene, entregándoles el material necesario para conseguirlo. Si en las siguientes revisiones detectamos déficit de higiene incidiremos de nuevo en su aprendizaje. Es muy importante el control diario en casa, pero con un poco de paciencia este hábito se hace rutinario y no requiere tanto esfuerzo.

Las fuerzas que utilizamos son siempre muy ligeras para no lesionar los nervios dentarios.

Saber nuestro objetivo de tratamiento de forma clara y precisa nos ayuda a llevar los dientes al sitio más favorable y estable.

 

¿Duele el tratamiento de ortodoncia?

Se requiere un periodo de adaptación de pocos días para integrar el aparato en la forma de vida habitual. Es normal sentir un poco de presión en los dientes tras la colocación del aparato, que irá disminuyendo en 2 ó 3 días. Una dieta relativamente blanda es suficiente para no tener molestias. Aunque el aparato no pincha, ni corta, el roce inicial puede producir leves erosiones en el carrillo o los labios hasta que éstos se endurecen un poquito. Para estos primeros días es útil la utilización de cera ortodóncica o silicona colocada sobre los brackets más prominentes. Poco a poco la boca se acostumbrará y se podrá llevar una vida normal.

 

¿Podré comer bien?

Los primeros días hay que tener una dieta blanda porque los dientes están algo sensibles. Una vez que se acostumbren a la presión, los dientes tendrán fuerza para comer de todo, aunque hay que tener cuidado con las cosas excesivamente duras para evitar despegamientos. Evitaremos: chicles, chupa-chups, frutos secos duros, turrones, mordiscos a comida dura, etc. Con un poco de cuidado se puede comer prácticamente de todo.

 

¿Puedo ponerme ortodoncia si tengo enfermedad periodontal?

Lo único indispensable es un correcto control periodontal de la boca. En algunas ocasiones es incluso indispensable una corrección ortodóncica para mejorar el estado de salud de las encías, y así alargar la vida de los dientes. El uso de fuerzas muy ligeras es compatible con dientes con poco soporte óseo..

 

¿Puedo ponerme ortodoncia si tengo implantes?

Los implantes no se mueven una vez integrados en el hueso, pero pueden servir como excelente anclaje para mover el resto de los dientes. Se planificará el tratamiento teniendo en cuenta que los implantes colocados ocuparán el mismo sitio, y se planificará muy bien el sitio para futuros implantes.

 

¿Son todos los tratamientos ortodóncicos iguales?

Cada tratamiento se planifica según las necesidades de cada boca, no hay dos tratamientos iguales. Tras la primera visita se te informará de tus necesidades y de las posibilidades de corrección con presupuesto personalizado y lo más ajustado posible a tus necesidades.

 

¿Se puede garantizar el resultado de un tratamiento de ortodoncia?

La salud no es algo matemático. Hay muchos factores que influyen en la evolución de nuestra boca como enfermedades sistémicas, crecimiento óseo atípico, falta de desarrollo de algunas piezas… Conseguir los objetivos de tratamiento también depende del cuidado que el paciente haga de sus aparatos y del correcto uso de los mismos. Todos nuestros esfuerzos están encaminados a conseguir el mejor resultado posible de tu boca.

 

¿Qué hacer si un diente de leche cae antes de tiempo?

La salud no es algo matemático. Hay muchos factores que influyen en la evolución de nuestra boca como enfermedades sistémicas, crecimiento óseo atípico, falta de desarrollo de algunas piezas… Conseguir los objetivos de tratamiento también depende del cuidado que el paciente haga de sus aparatos y del correcto uso de los mismos. Todos nuestros esfuerzos están encaminados a conseguir el mejor resultado posible de tu boca.

 

¿Qué hacer si el diente de leche NO cae?

Dos dientes no pueden ocupar el mismo espacio. Si el diente definitivo empieza a salir y el de leche no se ha caído, uno de los dos estará desplazado de su sitio. A veces es necesario extraer el diente de leche que no cae con facilidad para no perjudicar al definitivo.

 

¿Qué hago si se despega un bracket?

Los dientes se mueven y están controlados por el bracket pegado a su superficie. Si un bracket se despega se pierde el control sobre dicho diente, frenando su corrección e incluso puede volver a desplazarse. Por eso es importante que avises a tu ortodoncista de los despegamientos de brackets cuando antes, y se te dará cita lo antes posible para solucionarlo. Si no puedes acudir de inmediato, puedes colocar cera sobre él si te molesta. En la siguiente revisión se ajustará todo de nuevo. Si el bracket está enganchado al arco notarás que se mueve hacia los lados al comer o cepillarte los dientes. Procura no perder nada de lo que se te despegue y llévalo a tu siguiente cita para su reparación.

 

¿Es necesario el uso de retenedores?

Tras la corrección de ortodoncia los dientes pueden tener memoria de su posición anterior y pueden tender a desplazarse de nuevo, por lo que el uso de retenedores es la única forma de prevenirlo. No todos los retenedores son iguales, seleccionaremos el mejor para tu caso. Los retenedores además previenen movimientos tardíos producidos por la salida de las muelas del juicio, por lo que su utilización se prolongará hasta el total control de dichas muelas.

 

¿Las muelas del juicio afectan al tratamiento de ortodoncia?

Las muelas del juicio pueden ocasionar molestias en al menos dos tercios de la población, pero "muchos buscan ayuda cuando ya el dolor es intenso y frecuente, y llegan a la consulta con apiñamiento, reiterados flemones o caries". Una de las principales razones de extracción de las muelas del juicio es la falta de espacio en la arcada para alojarlas. Esto produce que la muela se impacte o salga en una dirección errónea, que el resto de piezas se apiñen para hacerle hueco a la muela, o todo aa la vez. El hecho de que erupcione en una mala dirección también puede dañar a la muela vecina. Las muelas del juicio sólo hay que extraerlas cuando exista un problema de espacio o la muela no esté sana, ya que puede perjudicar la salud de las piezas contiguas. En algunas ocasiones es necesario extraerlas antes del tratamiento de ortodoncia.

end faq

Síguenos en Facebook
para estar informado de nuestros consejos y noticias sobre salud.